¿Verano en otoño? Una cuestión ecológica

Los estudiantes que visitaban la Escuela para hacer su curso de español en Nerja este año han notado que en octubre y las primeras semanas de noviembre el clima era buenísimo, incluso demasiado para esta época del año. Es el llamado popularmente “veroño”, es decir, el otoño con temperaturas de verano.

Efectivamente, el verano terminó oficialmente el 21 de septiembre pero hasta hoy no hemos sentido el frío, el viento y la lluvia en la Costa del Sol. Es agradable, en principio, pero si reflexionamos sobre esta cuestión… ¿Por qué? ¿Por qué se prolonga el tiempo veraniego durante la primera mitad del otoño? Es consecuencia del calentamiento global. La primavera y el verano tienen la tendencia a desaparecer desde hace 10-15 años. Los expertos señalan que sus efectos son especialmente graves en las regiones polares del Hemisferio Norte, donde la pérdida de hielo es una ya una realidad innegable, igual que la subida de las temperaturas.

Necesitamos proteger el medio ambiente con iniciativas individuales para intentar detener o ralentizar el cambio climático. A corto plazo, disfrutamos del buen tiempo y podemos ir a la playa o tomar tapas en las terrazas, pero, con una mentalidad amplia y a largo plazo, esta situación es preocupante porque demuestra la destrucción de la ecología y la naturaleza por parte del ser humano. Científicamente, puede afirmarse que tanto el otoño como la primavera se están difuminando, están perdiendo definición y convirtiéndose en periodos veraniegos.

Autor entrada: EINerja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *