El misterio de las piedras vivas

La semana pasada ocurrió un fenómeno misterioso. En unas cuevas de Atenas, Grecia, tres jóvenes, dos chicos y una chica, descubrieron un templo de piedras cuando estaban investigando unas pinturas rupestres. Los dos chicos se perdieron y de repente vieron unas piedras moviéndose.

Ellos intentaron correr, pero la tierra se desgarró y aparecieron dos estatuas. “¿Qué pasa?, ¿lo has visto?”, dijo el chico menor. “¿El qué? Tú flipas tío, alguien nos está tomando el pelo”, contestó su amigo.

De pronto escucharon una voz diciendo “como tenemos un corazón de oro, vamos a ayudaros. Nosotros os mostramos el camino para volver, si nos prometen guardar ese secreto”.

Finalmente, los chicos, sanos y salvos, no pudieron guardar el secreto, y por eso ayer encontramos sus cadáveres. Por cierto, la chica nunca apareció.

Janine (Suiza), Rina y Kaori (Japón)

Autor entrada: EINerja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *