¿El amor verdadero existe?

¿Qué idea ocurre en nuestra cabeza cuando oímos esta pregunta? Algunas personas piensan que esto es algo especial que solamente toca a algunas personas. En nuestra vida cotidiana mucho se dice sobre el amor y su importancia en la vida de cada persona. Hay gente que dice que el amor es como combustible, “que nos ayuda a sobrevivir”.

Los especialistas se dividen en tipos diferentes: el amor maternal, paternal, amor de primera vista y el amor en amistad. Cada año se producen un montón de películas sobre amor y se presenta en todas formas posibles. Los libros nos dan unas recomendaciones para buscar el amor y unas recetas sobre cómo encontrar el amor perfecto; sin embargo, ¿qué hay de cierto en todos estos consejos?

El amor no es tan fácil de encontrar. Aunque hay mucha gente que lo busca con locura y le apetece perder la cabeza por él, hay pocas personas que lo viven realmente en su vida. En revistas mucho se lee sobre personas que eligen vivir solas y me parece una opción completamente válida. Se dice que este estilo de vida está de moda hoy en día y cada año el número de personas solteras sube.

Ellos confiesan que este estilo de vida es más fácil. Ellos creen que mejor es estar solo que mal acompañado. Explican que esto no es una tragedia, al contrario, es una oportunidad para encontrar y probar todas las cosas nuevas. Se toman decisiones sin pensar en otra persona. Las personas solteras son autosuficientes y aprecian su libertad, pero no renuncian a la idea de compartir su vida de nuevo con otras personas.

Aunque en muchos casos es difícil recuperar lo que perdimos, no deberíamos perder la esperanza de que es posible encontrar un alma gemela con quien compartir el resto de nuestros días. Puede ser que un periodo de estar solo sea como un paliativo que cura un dolor de nuestro corazón. Personalmente creo que el amor verdadero existe, pero nos toca en el momento menos esperado… y hay que tener los ojos bien abiertos para no dejarlo pasar.

Joanna F. (Dinamarca)

Autor entrada: EINerja

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *