Sobre la Escuela de Idiomas Nerja

Del presente hacia los años pasados, concentrado en cuatro fotos hechas en el Museo de Nerja. En la primera foto vemos un grupo de estudiantes, de varias edades, típico de esta escuela. Están pálidos porque acaban de llegar a Nerja. El Director de las Actividades, Prof. Francisco D. (Paco) se preocupa de su piel y recomienda a los pálidos quedarse en las casas durante los primeros días. Pero, como se puede ver dos días después, los estudiantes no han seguido su recomendación y tienen quemaduras de sol dolorosas. El sol de Nerja fue tan fuerte que no solamente la piel se ha teñido de rojo sino también la ropa. Durante su clase el Prof. Marco B. aplica sus métodos ultimativos para motivar a los estudiantes, con éxito limitado. El escozor y el rascarse distraen y desconcentran a todos de la sutileza de la gramática española.

Había una vez un estudiante genial. Pero como se sabe de muchos casos la genialidad está cerca de la locura. Este estudiante al terminar el nivel C2 cambió de opinión sobre su vida y prefirió vivir en las cuevas y lejos de idiomas y gramática. Él se fue para no volver. La directora de estudiantes, Marian M., quiso devolverlo a una vida civilizada, sin éxito. Unos estudiantes contaron que lo vieron pasando rápidamente en busca de las montañas de Maro y cerca del área recreativa “El Pinarillo”.

En una conferencia de los profesores, estos tramaron algo para llamar su atención: las botas altas de Celia J. Pero Celia no quiso sacrificar sus zapatos favoritos por un salvaje. Cuando Laura M. se enteró de la situación, sugirió usar su ropa de moda en lugar de los zapatos. El fin de estas consideraciones fue la risa homérica y el comentario de María A. “¿Cómo se puede atraer a este salvaje con símbolos como esos? Un hombre viviendo solo en cuevas no tiene ninguna sexualidad. No se le puede atraer con ningún símbolo sexista.”

Entonces, una acción semisecreta tuvo lugar como iniciativa de un estudiante y científico, Dieter G., que pidió a un grupo local de montañeros de Nerja que buscaran cerca de las minas abandonadas. No vieron nada del salvaje pero los montañeros se ocuparon de devolver al estudiante no-montañero Dieter a salvo en el valle.

Prof. Francisco N., responsable del periódico de la escuela, propuso un campeonato de ideas entre los estudiantes de todo el mundo por medio del periódico. Pero la profesora Carmen F. hizo objeción contra esta acción. Se podrían provocar contribuciones subversivas. Se necesita solamente tiempo. Con paciencia se gana el cielo.

En la última foto del museo se exhibe un esqueleto. Los directores de la escuela Renate U. y Luis C. niegan ninguna responsabilidad sobre este fallecido. Ellos dicen que la edad del esqueleto es del siglo 5000 A. C. Entonces la escuela todavía no existía. El maestro de los ordenadores, Leonardo V., ha investigado este caso con todas las máquinas de aplicación de búsqueda para encontrar la respuesta más probable. El resultado llena 595 páginas. Están archivadas en un ordenador externo y están protegidas por los códigos más sofisticados.

Dieter R. Goettling (Alemania)

Autor entrada: EINerja

1 thought on “Sobre la Escuela de Idiomas Nerja

    Marco

    (2 Mayo, 2013 - 4:07 pm)

    Jajaja, es absolutamente espléndido. Desde aquí, todo el equipo de la Escuela queremos enviarte un afectuoso saludo. Nos ha gustado mucho y nos hemos reído durante largo tiempo todos juntos. Esperamos verte pronto. Será un honor, ¡gracias amigo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *